Dudas frecuentes sobre protectores solares

Dudas frecuentes sobre protectores solares
Dudas frecuentes sobre protectores solares

Hoy vamos a contestar dudas frecuentes sobre protectores solares. Se trata de una recopilación de preguntas que he ido contestando estos últimos meses a través de Facebook, mi grupo privado, Mujeres y Madres Sostenibles, otras redes sociales,  messenger, emails y whatsapp.

Me parecía buena idea convertir todas estas dudas frecuentes sobre protectores solares en un post que fuera también útil para aquellos que están buscando un protector solar libre de tóxicos y se encuentran perdidos entre filtros químicos y físicos o entre la cosmética convencional y la ecológica.

Y ahora sí, vamos a ir empezando con las dudas frecuentes sobre protectores solares.

1.- ¿Qué protector solar me recomiendas para mi bebé de tres meses?

No  puedo recomendar ningún protector solar para un bebé de tres meses porque no se aconseja el uso de protector solar en bebés de menos de seis meses. La indicación viene marcada por La Organización Mundial de la Salud (OMS) que califica a los niños de grupo de alto riesgo a la exposición solar.

La OMS amplia  la recomendación de no emplear protector solar hasta mínimo el primer año de vida. Este organismo defiende que debemos proteger a los niños del sol ya que son muy vulnerables y muy sensibles a la radiación solar. En algunos protectores solares para niños podemos encontrar también una advertencia que indica que no se recomiendo en bebés menores de un año siguiendo las directrices de la OMS.

Existen razones de peso por las que deberíamos tener en cuenta esta advertencia. Por un lado, la piel de los bebés es mucho más inmadura que la de los adultos lo que significa que tienen más posibilidades de sufrir una reacción alérgica. Una  temprana exposición a determinadas sustancias nos puede llevar a desarrollar una intolerancia o una alergia a ese ingrediente de forma temprana. Es mucho mejor evitar ciertas esencias como el citral, el citronellol o el limonene en niños muy pequeños.

Asimismo y todavía más preocupante, las sustancias del protector solar pueden ser absorbidas por la piel y pasar al torrente sanguíneo. Esto sucede con las cremas solares que llevan en su composición filtros químicos. Muchas de estas sustancias que se absorben son disruptores endocrinos y sustancias tóxicas. Si estos ingredientes pueden afectar al sistema hormonal de un adulto se convierten en muy tóxicas y muy dañinas en los bebés y en los niños.

El sistema inmune de los bebés es muy inmaduro y cualquier sustancia que penetre en su cuerpo puede hacerle mucho daño, ya que muchas de estas sustancias son bioacumulativas, es decir, que se acumulan en el organismo. Además son muy difíciles de eliminar y persistentes en nuestro organismo.

Esto es aplicable a toda la cosmética destinada a los bebés. Es innecesario echarle crema hidratante a un bebé recién nacido o lavarle con jabón o con champú. No hace ninguna falta y puede ser peligroso si el champú o  la leche hidratante llevan sustancias irritantes para su piel o  tóxicas.

2.- ¿Y si uso filtros minerales o físicos con mi bebé?

Igualmente se aconseja no utilizar crema solar. Aunque los filtros físicos son preferibles a los filtros químicos también llevan sustancias que debemos poner en cuarentena como el dióxido de titanio o las nanopartículas. Ya sabéis que no soy partidaria de los protectores con dióxido de titanio para adultos, aún menos lo aconsejo para niños pequeños.

Con respecto a las nanopartículas no se ha demostrado que sean inofensivas para la salud. De nada me sirve utilizar un protector de filtros físicos si en el listado de ingredientes del solar encontramos la leyenda entre paréntesis de nano.

Ya explicaba en el post, Por qué escoger un protector solar ecológico que las nanopartículas no se han demostrado que sean inocuas para la salud y en la medida de lo posible deberíamos evitarlas porque no sabemos de su toxicidad a medio-largo plazo.

3.- ¿Entonces cómo protejo del sol a mi bebé?

No exponiéndolo al sol directamente. No deberíamos exponerle a la radiación en las horas centrales del día, es decir, entre las 12 y las 18 horas aproximadamente. Si vamos a la playa podemos ir a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde para aprovechar las horas en las que la radiación no es tan agresiva.

Por supuesto, siempre con ropa ligera que cubra al bebé, con gorra o sombrero y protegido por una sombrilla. Si queremos que juegue un poquito en la arena con gorra y con una camiseta que le cubra bien la espalda y los hombros.

En el post, Por qué deberías proteger a los niños del sol, tienes más información y pautas para mantener a los bebés y a los niños protegidos del sol.

4.- ¿También sigo estas directrices con niños más mayores?

Sí, por supuesto. La educación en prevención solar es fundamental para proteger a nuestros hijos de la radiación solar. Es habitual que los niños acudan a campamentos en verano o a clases de natación al aire libre. Tan importante es inculcarles que deben echarse crema solar como aconsejarles mantenerse a la sombra y cubrirse con una camiseta y con un gorra cuando están al aire libre.

La exposición a la radiación UV es acumulativa a lo largo del día. Esto significa que durante el día aunque mi hijo esté protegido con protector solar su piel acumula ese exceso de sol. Lo más evidente es una quemadura solar pero el moreno tan apetecible es una manifestación más de como se defiende nuestro organismo de los daños causados por la radiación solar. Así que el bronceado en niños ni es saludable ni es recomendable para su piel.

La exposición solar también es acumulativa a lo largo de tiempo. Una quemadura solar sufrida en la infancia o durante la adolescencia puede manifestarse como un cáncer de piel en la vida adulta. Nuestra piel tiene una memoria celular que puede jugar un papel determinante en el desarrollo de un  melanoma, por ejemplo.

La OMS lleva alertando desde hace años de que la mayor parte de la exposición solar de una persona se da antes de sus 18 años de vida. Por eso insisten en no exponer a los niños al sol como la mejor medida preventiva para el futuro. Para que te hagas una idea, la prevención durante la niñez protege más que la protección solar durante la edad adulta.

5.- ¿Cuál es la diferencia entre un protector solar y un bloqueador solar? ¿Son lo mismo?

No, no son lo mismo aunque los utilizamos como sinónimos comúnmente. La diferencia entre uno u otro radica en las sustancias que llevan en su composición. Los protectores son llamados así porque entre sus ingredientes encontramos filtros químicos u orgánicos. Los protectores son absorbidos por la piel, por esa razón necesitamos aplicarlos media hora antes de exponernos al sol.

La necesidad de que sean absorbidos por la piel son su principal inconveniente ya que estas sustancias, la mayoría de ellas tóxicas, penetran en el torrente sanguíneo.

Los bloqueadores se corresponden con los filtros físicos o minerales. La palabra bloqueador ya lo indica, su función es la de reflejar o dispersar los rayos solares creando una barrera total contra la radiación UV. Precisamente por actuar de barrera no necesitamos aplicarlos minutos antes de la exposición solar. Actúan desde el primer momento en que los extendemos en nuestra piel.

Si necesitas ampliar esta información en el post Cómo elegir un protector solar libre de tóxicos, puedes encontrar una explicación más detallada de esta cuestión.

6.- ¿Por qué los filtros fisicos dejan la piel blanquecina?

Los filtros físicos, que son los más inocuos para la salud, son bloqueadores y su función es la de hacer una barrera. Esto significa que no son absorbidos por la piel y nos dejan esa película blanquecina que algunas personas encuentran antiestética o desagradable.

Tanto el dióxido de titanio como el óxido de Zinc, que son los principales filtros físicos que podemos encontrar en el mercado, son más difíciles de extender y  dejan la piel con rastros blancos. Cuánto más alto es el FPS más cuesta extender el protector.

Podemos hallar en el mercado solares que se extienden mejor pero porque suelen llevar en su composición nanopartículas que hacen más transparente la crema. El problema es que no está demostrado que las nanopartículas sean inofensivas para la salud y que no penetren en el torrente sanguíneo así que mejor evitarlas sobre todo en solares destinados a niños.

7.- ¿Entonces no hay alternativa al blanco nuclear?

Estás persiguiendo el Santo Grial de la protección solar. Ya sin bromear, es una empresa difícil de conseguir ya que libre de tóxicos y blanco nuclear suelen ir de la mano. Creo que es imprescindible cambiar nuestra forma de pensar y olvidarnos de las típicas cremas que se absorbían inmediatamente y pensar en nuestra salud única y exclusivamente. ¿Qué es más importante lucir impoluta en la playa y en la piscina o cuidar nuestra piel?

Debemos tener también en cuenta que el rastro blanquecido puede indicarnos fácilmente si nos hemos dejado alguna zona del cuerpo sin cubrir algo que no sucede con las cremas que se absorben inmediatamente sin dejar rastro. Esto nos puede proteger de una posible quemadura solar.

Por otro lado, cada vez la industria de la cosmética ecológica afina más y se están creando fórmulas solares muy interesantes que ya no dejan un blanco tan intenso y se absorben un poquito más.

Por ejemplo, la marca española Ajedrea ofrece unos solares menos densos y que se absorben mejor. En el post, Protectores solares libres de tóxicos a examen I: Ajedrea leche corporal y facial, tienes un análisis al detalle de sus protectores solares. También Mádara tiene un solar que se extiende muy bien y que puede competir con los protectores solares convencionales. Tienes toda el análisis de este protector en el post, Protectores solares libre de tóxicos a examen II: Mádara Plant Stem Cell y Think Baby.

Eso sí, ambas opciones no están destinadas a niños. Si debemos decidirnos entre una u otra, mejor Ajedrea que tiene un INCI más limpio.

8.- ¿Las cremas con filtros físicos deben aplicarse con más frecuencia que las que llevan filtros químicos?

Todos los protectores solares lleven filtros físicos o filtros químicos deben ser reaplicados con frecuencia, al menos cada dos horas. Aunque pensemos que el protector solar con filtro químico es más potente y me protege mucho más que el filtro físico no es cierto, es una falsa sensación de seguridad que puede llevarnos a exponernos al sol más de lo necesario.

Además los protectores físicos al no absorberse a través de la piel forman una película blanca que aparece muchas veces intacta tras un baño. Si puede suceder que al secarme con la toalla, al ponerme o quitarme una camiseta o al sentarme en la esterilla algo de la crema sea arrastrada y quede alguna zona sin cubrir. Por ello es ta importante reaplicar la crema cada poco tiempo.

Con respecto a los niños ser aún más cuidadosos porque no paran y puede ser que parte del producto se quede en la arena, en la camiseta o simplemente se rasquen con la mano y quede la piel sin protección. 

9.- ¿Es mejor un protector solar de FPS de 50 que uno de FPS de 30?

No, en absoluto. Es más, si tengo que escoger entre ambos me decantaría sin ninguna duda por el protector solar de factor 30 antes que por el de factor 50.

Es habitual que vayamos a comprar un protector solar a la farmacia o en el mejor de los casos a un herbolario y nos aconsejen un factor 50 o 50+. La intención de la persona que te atiende probablemente sea buena, sin embargo, no tienen en cuenta una serie de datos que voy a darte a continuación.

La diferencia entre un factor 30 y un factor 50 es insignificante. Un factor 30 nos protege un 97% frente al 98% que es la protección que ofrece un factor 50.

La cosa es aún más llamativa cuando hablamos de la diferencia entre un factor 50 y un factor 50+, ya que ambos protegen un 98%. Asimismo la FDA prohibió hace años la venta en EEUU con el reclamo de 50+ por considerarlo publicidad engañosa. Al final se trata de una cuestión de marketing que nos proporciona una falsa seguridad de protección porque el solar de 50+ ni nos protege más ni es mejor. 

Evita las cremas con un FPS de 50 o 50+, cuánto mayor es el FPS más fácil es que nos cuelen una sustancia química indeseable. La diferencia entre un factor 30 y un factor 50 es mínima pero la concentración de sustancias tóxicas puede ser importante.

En los protectores solares físicos elige un factor 30. Es habitual cuando empiezas a consumir cremas ecológicas que te llame la atención que muchas marcas no comercializan protectores con factores más elevados. La razón es simple: la crema resultaría demasiado densa o difícil de aplicar. El factor 50 que te venden en la práctica es es un 30. Además una factor 30 es considerado por la UE como protección alta así que sigue siendo una buena protección.

10.- ¿Debemos evitar los solares con dióxido de titanio?

Sí. Sobre todo si seguimos el principio de precaución. Aunque el dióxido de titanio es uno de los filtros físicos más empleado en cosmética y es habitual encontrarlo en la fórmula de protectores solares destinados a niños y a bebés no deberíamos comprarlos. Que se vendan no significa que sean del todo seguros. Existen importantes sospechas de su toxicidad.

No se ha demostrado que sea inocuo para la salud y hay investigaciones que sugieren que posiblemente sea cancerígeno. La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer lo considera un posible carcinógeno del grupo B2. En animales se ha confirmado su carácter cancerígeno pero no se ha demostrado en humanos. Falta investigar más y ofrecer resultados concluyentes pero la duda existe. 

Sí sabemos que es muy tóxico al inhalarse, las investigaciones en animales así lo han confirmado.

Así que si escogemos un protector solar con filtros físicos de dióxido de titanio en spray para usar en las niños puede ser que el efecto que trate de lograr sea el contrario. En vez de utilizar un producto seguro y libre de tóxicos estoy favoreciendo que mis hijos inhalen un compuesto que se ha confirmado que es cancerígeno.

Por ello, deberíamos descartar en todos los casos los protectores solares en spray por el riesgo de inhalación.

Espero haber resuelto tus dudas frecuentes sobre protectores solares. Como te decía al inicio, todas estas preguntas me las han formulado recientemente y me parecía importante contestarlas también en el blog de Mamá y la Tribu. Todavía quedan algunas en el tintero pero no he querido alargarme mucho más con este post.

No obstante, si tienes preguntas no dudes en ponerlas en comentarios y estaré encantada de contestarte en cuanto pueda. También puedes ponerte en contacto conmigo por email en: mamaylatribu@gmail.com.

Si te ha gustado el post, comparte, nos ayudas a crecer  🙂

Recuerda que puedes suscribirte al blog y recibir completamente gratis mi ebook, Guía de Crianza Sostenible: 12 consejos para mejorar tu vida. Y por supuesto, estás invitad@ a mi Comunidad de Facebook, Mujeres y Madres Sostenibles.

Queremos conocerte y que te unas a nosotras, ¿estás preparada para la crianza que cambia el mundo?

Estos post te pueden interesar

5 comentarios en “Dudas frecuentes sobre protectores solares

  1. Que interesante artículo, es un tema de gran importancia porque es para los pequeños y puede afectar su salud si no lo usan o usan uno que pueda ser tóxico, porque aún como adulto no se cual usar, el factor que requiero o si necesito filtro o bloqueador; me sorprendió lo que mencionas sobre el número del factor 30 a 50 que soló es 1% de diferencia en protección, pero si mayor riesgo de toxicidad para el cuerpo y uno pensando que ayudaba más. Gracias por la información.

  2. Me parece de gran utilidad que las personas se informen acerca de los protectores solares. Por ejemplo que sepan qué hay propagandas que son solo eso… y cómo bien dices no hay gran diferencia entre un protector solar de 30 y uno de 50.. en dinero si siembargo no en lo que realmente queremos.
    Gracias

  3. Mi piel es superblanca y me quemo con facilidad.Los protectores son como un kick de supervivencia para mí ante el sol.Y probar sin información es arriesgado para mí.Me parece muy acertada tu entrada

  4. Me parece muy clarificador este post. Respondes de forma muy clara a diferentes cuestiones sobre cómo proteger del sol a nuestros pequeños. La publicidad sobre productos para la protección contra el sol no son lo suficientemente claros en estas cuestiones, cuestiones que tu abordas de manera impecable. Me ha gustado especialmente la respuesta número 7.-¿Entonces no hay alternativa al blanco nuclear?
    Una vez más, tus post me encantan y me parecen muy útiles

  5. ¡Hola guapa!

    ¡Muchas gracias por compartir toda esta información con nosotros! Alguna de las cosas ya las había escuchado antes, así que no me pilla tan de sorpresa, pero otras como el tema de la protección solar de 30 y la de 50 no tenía ni idea la verdad. Al menos que la diferencia era tan pequeña. Bueno, en cuanto a protección, no en ingredientes más tóxicos. Lo apunto todo.

    Un beso!

Deja un comentario

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Rosa Martínez Ruiz, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas.

error: El contenido es original y está protegido!! Si quieres parte del texto pídemelo en mamaylatribu@gmail.com

Súmate a Mamá y la Tribu

 

Recibirás la guía de Crianza Sostenible.

Hoy es un gran día para cambiar tu vida. ¿Te atreves?

 
 

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: