La importancia del aprendizaje significativo

La importancia del aprendizaje significativo
La importancia del aprendizaje significativo

Hoy hablaremos de la importancia del aprendizaje significativo. Llega la vuelta al colegio, las clases, oposiciones… y cada uno tiene que aplicarse en captar nuevos conocimientos de diferentes tipos.

Para una mejor efectividad y adquisición de saberes nuevos, me parece imprescindible que comprendamos qué es el aprendizaje significativo, cómo funciona y por qué es la mejor forma de aprender en comparación con otras, ya desfasadas, pero que aún nos rodean.

¿Qué es el aprendizaje significativo?

Dicho esto, lo primero que debemos saber es QUÉ ES EL APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO. Sería muy raro que no hayan oído hablar de ello. En una reunión en el colegio de sus hijos, en la introducción de un libro de texto, en una charla sobre educación, en un debate en Internet, etc.

Todo el mundo habla de ello ahora que los debates educativos copan gran cantidad de horas, secciones en periódicos y noticias en televisión. Es por esto por lo que no nos vamos a detener en dar una charla magistral sobre este tipo de aprendizaje, porque en Internet hay una gran cantidad de información académica sobre el tema.

Aquí me propongo solo subrayar su importancia, que nos demos cuenta cuando no se cumplen sus principios (¡atención padres!) y por qué cada día es más necesario que seamos conscientes de ello.

Proviene del siglo XX (al menos con esta terminología), del psicólogo y pedagogo estadounidense David Ausubel, que fue quien desarrolló una larga teoría del aprendizaje en torno a este concepto y fue quien estableció unas interesantes bases sobre el aprendizaje de los pequeños pero que después servirá también para adultos.

Podríamos definir el aprendizaje significativo como un proceso cognitivo mediante el cual captamos información de nuestro entorno para después adaptarlo a nuestros conocimientos previos amoldándolos a éstos y estableciendo un nuevo sistema de conocimiento interno.

Lo que lo hace significativo es que captamos del entorno aquello que es importante e interesante para nosotros (significativo), por eso, el citado proceso de adaptación y amoldamiento a los conocimientos previos se producirá de forma más sencilla que si no existe ese interés y esa relación con conceptos previos.

Seguro que si indagan un poco en las redes pueden encontrar definiciones mejores y más esclarecedoras que las mías, pero he querido utilizarla para dejar claras dos cosas: por un lado aprendemos mejor lo que nos interesa (por favor, piensen en el proceso de aprendizaje de un niño) y por otro, ese aprendizaje será más fácil y firme a lo largo del tiempo si se ajusta a nuestros conocimientos previos.

Si hablamos de niños, además, no podemos olvidar que dicho incremento de conocimiento debe ajustarse a su edad y desarrollo oportuno. Es decir, que al pequeño Vikingo que tenemos en casa le podemos intentar enseñar los colores de forma divertida mientras juega con sus coches favoritos (que no sabemos por qué, pero le entusiasman), pero no podemos enseñarle el funcionamiento del motor de cuatro tiempos con 2 años porque no lo va a comprender (y porque en casa ninguno sabemos cómo funciona).

Y si todo está en Internet y en miles de publicaciones, ¿por qué escribir sobre esto una vez más? Porque si nos paramos a pensar y observamos a nuestro alrededor, vemos que la teoría no siempre triunfa sobre la práctica. Padres, abuelos e incluso docentes (que deben conocer estos principios para haber llegado hasta ahí) no aplican estas directrices tan sencillas, a priori.

aprendizaje significativo
Aprendizaje significativo

Y me doy cuenta de que es alarmante cuando nuestros pequeños llegan a esa edad en la que empiezan a hablar. Todos queremos que nuestros hijos se sepan los colores, digan cada vez más palabras, conozcan los personajes de los cuentos, etc. En definitiva, queremos que repitan como papagayos aquello que nosotros queremos, no aquello que ellos quieren nombrar.

Quedar con padres/madres de hijos con la edad de nuestro Vikingo ahora que está soltándose a hablar es todo un reto. Todos quieren que veamos lo bien que el niño conoce las partes de la cara del personaje del cuento, lo bien que se ha aprendido los colores, lo bien que se conoce las partículas subatómicas o lo bien que conoce el instrumental de neurocirugía.

Pero lo cierto es que la mayoría de estas cosas no le sirven para nada. Repito, el Vikingo está aprendiendo los colores a través del juego con sus coches favoritos, antes no le interesaban en absoluto. Mientras haga buen tiempo, pasamos muchas tardes en el huerto de casa y por eso se conoce mejor que ningún niño de su edad el nombre de las hortalizas y lo mejor de todo, lo generaliza cuando salimos fuera.

Estos pasos me hacen estar tranquilo y comprender que su desarrollo cognitivo va por el buen camino. No sabrá el nombre de las partículas subatómicas, pero sí reconoce los tomates cuando están rojos, conoce las lechugas en el huerto y las identifica cuando estamos fuera de casa, está aprendiendo de manera significativa y eso no se le olvidará nunca.

Aun alguien puede replicar: pero alguna vez se tendrá que aprender las partículas subatómicas (¿no les que suena a abuelos o a profe de las de antes?). No debemos preocuparnos, cuando sea su momento y se las tenga que aprender, se las aprenderá.

¿Y por qué es importante que esto sea así? ¿Qué más da cómo se aprendan las cosas si al final se aprenden igual? La respuesta está en la propia definición que hemos esbozado más arriba. El aprendizaje significativo se produce de tal forma que se ensambla con el resto de aprendizajes previos formando un todo, un continuo que no se olvida fácilmente. Es una gran obra de construcción que el niño (o el adulto, vale para todos) va creando en su mente y no deja de crecer a la vez que se sustenta en firmes cimientos.

Es el concepto griego de autoformación o autoconstrucción de difícil traducción en castellano pero que los alemanes tradujeron muy bien como Ausbildung, que hoy se reduce a una Formación Profesional pero que originalmente tenía esta fuerza que le damos en este escrito, como una autoconstrucción de nosotros mismos a través del aprendizaje y experiencia diarios.

Pero además, recurriendo a las nuevas ideas sobre neuroeducación, encontramos que un aprendizaje divertido y no forzado, nos hace felices. Y aquello que nos hace felices no se olvida. Lo obligado, sí se olvida.

¿Queremos que nuestros hijos aprendan algo obligados, les haga infelices y lo olviden? ¿o queremos que aprendan divirtiéndose, sean felices y lo recuerden para siempre? Activen la amígdala (recompensa, felicidad, etc) positivamente y aprenderán felices.

Para no extenderme, dejo un enlace de un magnífico vídeo donde se explica de forma magistral todo lo aquí mínimamente esbozado:

Consecuencias del aprendizaje no significativo

¿Qué consecuencias puede tener que el aprendizaje no siga estas normas básicas? Ya hemos hablado, muy superficialmente, de algunas cosas negativas: lo aprendido se olvida y no hace feliz al que aprende. Pero ahora vamos a desgranar algunas de las consecuencias más oscuras de obligar a nuestros chicos a aprender de forma no significativa.

  1. No solo se olvida lo aprendido, si no que se aprende mal. ¿Qué quiere decir que se aprende mal? Que el edificio del que hablábamos antes (Ausbildung) se cae porque tiene malos cimientos. La metáfora del edificio y los ladrillos es lo más claro y visual. Uno crece y se desarrolla con robustez (aprendizaje significativo, entre otras cosas) y el otro es endeble y poco fiable (aprendizaje memorístico, por ejemplo). Pero además, se producen lagunas que le crean inseguridad y malestar, que es el siguiente punto.
  2. Este malestar e inseguridad viene dado porque no comprende muchas de las cosas que ha memorizado. Cuando existen lagunas debido a la desconexión entre unos aprendizajes y otros el niño lo vive como algo negativo. Estos aprendizajes se asocian con algo negativo y esto poco a poco le va haciendo creer que los nuevos conocimientos son algo negativo para él.
  3. Odiará estudiar, odiará el colegio, odiaremos aprender, en definitiva. Los niños son curiosos por naturaleza y así es como acceden a una amplia gama de conocimientos muy diversos, desde qué es eso que comen papá y mamá hasta qué es eso que garabatean papá y mamá en ese papel. Pero si ese proceso de curiosidad se ve interrumpido y alterado por patrones impuestos externamente, volvemos a la rueda anterior y se viven como algo aburrido, poco comprensible y no como una vivencia positiva y divertida.
  4. ¿Qué conseguimos con esta irrupción en sus desarrollo natural? Matamos su creatividad y su interés por aprender. La mayoría de los niños, cuando llegan a cierta edad (aún en primaria) tienen la sensación de no ser creativos y de que aprender cosas nuevas es aburrido y una obligación. Repiten la cantinela: venimos al colegio a aprender. Pero realmente ninguno sabe qué es eso. Deberíamos (esta es mi propuesta personal) inculcarles la idea de que venimos al colegio a tener curiosidad, a preguntar, a inventar… Con esa actitud sacaremos de ellos lo mejor que tienen y aprenderán con una base positiva y eficiente.

Por último, quiero insistir en la idea de que niños felices son niños que aprenden en libertad, con curiosidad y con iniciativas. ¿Queremos que nuestros hijos aprendan felices o queremos que odien el colegio, las clases, etc? ¿Qué les hace felices, aprender a través de su iniciativa y curiosidad o a través de nuestro orden impuesto externamente, es decir, lo que hace felices a todos menos a ellos?

Reflexionemos todos sobre esto y démosles una opción de futuro mejor.

Papá Idiota

Si te ha gustado el post comparte, nos impulsas a seguir adelante 🙂

Recuerda que puedes suscribirte al blog y recibir completamente gratis mi ebook, Guía de Crianza Sostenible: 12 consejos para mejorar tu vida. Y por supuesto, estás invitad@ a mi Comunidad de Facebook, Mujeres y Madres Sostenibles.

Queremos conocerte y que te unas a nosotr@s. ¿Estás preparada para la crianza que cambia el mundo?

 

Estos post te pueden interesar

14 comentarios en “La importancia del aprendizaje significativo

  1. Te aplaudiría pero no sé como poner emoticonos aquí jaja
    Yo soy mamá homeschooler, o más bien unschooling, de un peque de 5 años y estoy cansada de oír siempre lo mismo: “llévalo al cole que el pobrecito se pierde muchas cosas”.
    Primero que él aún no quiere, segundo que tal y como es el sistema educativo mejor que esté conmigo y tercero… aprende lo que le interesa y a su ritmo.
    Doy fe de que es un sistema que funciona. Mi peque aprendió a contar (y a sumar y restar) “él solo”, pregunta sobre el espacio y se sabe cosas como que los Osos Polares comen pescado crudo y viven en la Antártida con los pingüinos…
    Creo que este tipo de aprendizaje es muy importante porque no pierdes la motivación y, hoy en día, con internet puedes resolver todas sus inquietudes.

  2. Pues fijate que leyendote entiendo el significado pero nunca lo habia escuchado, esta claro que cuando aprehendemos algo es mas facil retenerlo en la memoria que si solo lo aprendemos.

    Gracias por este articulo, y te escribo por privado para proponerte una cosa 🙂

  3. Tengo dos niñas, que van al mismo colegio, pero en dos sistemas educativos diferentes, mientras la mayor está en el modelo clásico y sus comentarios diarios son ¡¡menudo rollo!!, la peque aprende jugando, se mueven por temáticas trimestrales y en esa remática enfocan el aprendizaje, curiosamente esta semana van a construir un juguete con cisas recicladas, pero previamente han estado viendo juguetes de todo tipo y de todas las épocas.
    Dos métodos distintos y con resultados también diferentes.

  4. Me ha encantado tu artículo. Muy bien explicado. Además de experta en SEO, soy Pedagoga. Y estoy contigo en que en la escuela muchas veces se olvida que el Aprendizaje Significativo mucho más enriquecedor y por supuesto muy motivador. Que ellos aprendan a comprender las cosas experimentando, es mucho más útil, que el que lo aprendan de memoria. Más que nada, porque lo segundo, se olvida. Esto luego se puede extrapolar a lo cotidiano que viven ahora y que ese aprendizaje lo lleven para siempre consigo. ¿De qué sirve aprender a sumar o restar de forma automática, si luego van a comprar a la frutería y no saben aplicarlo? O a aprender las reglas ortográficas, si luego no saben escribir una carta o un email. Los niños mediante el juego pueden aprender significativamente muchos conceptos abstractos y luego eso les da la seguridad de seguir aprendiendo más y de forma autodidacta. ¡Es maravilloso! El profesor ya no es un “yo lo sé todo”, es un guía, un facilitador, un consejero, un consultor. Potenciar la curiosidad de los niños y que amen aprender a aprender, es básico para que el día de mañana, sean personas resueltas, creativas y que encuentren soluciones más eficaces.

  5. Me gusta la forma en que lo has explicado, llevas mucha razón sobretodo en que algunos padres quieren que sus hijos sean superdotados con 4 años, el niño debe de tener su momento de aprender y experimentar, la mejor forma como dices a través del juego y sin forzarlos y sin conseguir que lleguen a odiar hasta coger un libro, si lo ven como obligación acaban por no disfrutar de ese placer que es coger un buen libro y perder la noción del tiempo.
    Estupendo artículo.

  6. Me ha parecido muy interesante éste artículo dado que tengo una nena pequeña con 3 años y recién empezado el colegio. Su profesora les enseña mediante canciones, cuentos,… que luego viene contándome a casa. Gracias por la información tan buena que nos muestras en este artículo

  7. no tengo mucha idea de estos temas porque no tengo hijos, pero estoy segura que a las mamis les va a encantar tu post, y el tema de como aprender, no habia oido nunca la palabra aprendizaje significativo, que intersante es. y para meditar tambien la forma de enseñar

  8. Me ha encantado este tema, como lo defines sobre todo. Me parece muy interesante la aplicación de estudio mediante el juego. Nosotros tenemos dos hijos, cada uno con un sistema diferentes y los resultados son muy curiosos. Creo q la rigidez esta pasada de moda, debemos buscar una alternativa de estudio efectiva.

Si te ha gustado el post, comenta. Nos encanta saber tu opinión.

error: El contenido es original y está protegido!! Si quieres parte del texto pídemelo en mamaylatribu@gmail.com

Súmate a Mamá y la Tribu

 

Recibirás la guía de Crianza Sostenible.

Hoy es un gran día para cambiar tu vida. ¿Te atreves?

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: