Los derechos de los niñ@s hospitalizados están protegidos

Los derechos de los niños hospitalizados están protegidos
Los derechos de los niños hospitalizados están protegidos

Hoy os traigo un post muy especial sobre los derechos de los niños hospitalizados de la mano de una experta en derecho. Tenía muchas ganas de hacer una colaboración con Agustina Rico, de la web Mamá Legal.

Hace ya un año tuve el placer de entrevistarla en Un café en la Tribu, fue un encuentro del que disfrutamos mucho y hablamos de los derechos de las familias, de las mujeres embarazadas y de los niños. De ese fructífero encuentro salió una Guía legal de maternidad y crianza, que te invito a leer si no tuviste la oportunidad entonces.

Antes de pasar al post me gustaría presentaros a Agustina Rico. Nos conocimos a través de la redes sociales y su proyecto me encantó desde el principio porque en temas legales estamos a veces muy perdidas. Ella explica estos temas tan áridos de una forma fácil, asequible y sobre todo clara.

Agustina Rico es abogada especializada en derecho y Maternidad y desde el año 2017 lidera el proyecto, Mamá legal, una web que trata de acercar el derecho a las familias. También asesora a las familias, da charlas informativas y es autora del curso derechos y maternidad que puede adquirirse en la Escuela de Bitácoras. Como podéis ver una profesional de lo más completa y además madre, por lo que entiende perfectamente los desvelos y preocupaciones por los que pasamos las familias cuando nos enfrentamos a un problema legal.

¿Por qué hablar de los derechos de los niños hospitalizados?

Pues porque es un tema de lo más común y habitual, ya que en algún momento nuestros hijos pueden ponerse enfermos y necesitar asistencia ambulatoria u hospitalitaria. No obstante, siendo algo tan común la mayor parte de las familias no saben cuáles son sus derechos y cómo pueden lograr que sean respetados.

Espero que después de este post tengáis las ideas mucho más claras y que hagáis respetar vuestros derechos y los de vuestros hijos. Y ahora sí os dejo con Agustina Rico y con el post Los derechos de los niñ@s hospitalizados están protegidos. ¡Qué lo disfrutes!

Los derechos de los niñ@s hospitalizados estás protegidos

Y digo DERECHOS (en mayúsculas) porque es el derecho que tienen los niños como pacientes de estar acompañados por sus padres y no el derecho de los padres de estar con sus hijos.

Y como madre, claro que te quedas más tranquila acompañándolo y viendo qué le están haciendo, pero es el derecho de nuestros hijos, de estar acompañados en todo momento por sus padres o sus cuidadores.

En el año 1984 el Parlamento Europeo aprobó la Carta de la Derechos de los Pacientes. Y en 1986 aprobó la Carta Europea de los Derechos de los Niños Hospitalizados, que recoge los derechos de las personas menores de edad que se encuentran en esta situación (Resolución del Parlamento Europeo Doc. A 2-25/86, DOCE 13 de mayo de 1986).

Este es un tema controvertido y a la vez desconocido por los padres, hemos escuchado hablar del tema pero no tenemos claro hasta donde podemos llegar, qué podemos o no exigir en cuanto a estar presente cuando se les están realizando determinadas pruebas médicas a nuestros hijos.

Seguro que conocemos a personas a las que sí les han dejado entrar con su hijo para hacerse un análisis, por ejemplo y a otras a las que se lo prohibieron, probablemente escudándose con el famoso protocolo.

Iremos viendo uno a uno los derechos que tienen los niños y que así vienen recogidos en la Carta Europea de los Derechos de los Niños Hospitalizados.

Derechos de los niños hospitalizados recogidos en la Carta Europea

A) Primero hay que tratar de ofrecerle los cuidados necesarios en su casa o en un ambulatorio. Si esto no es posible, la última opción será hospitalizarlo. Si es necesaria la hospitalización intentar que sea lo más breve y rápida posible.

B) Derecho a la hospitalización diurna, si es posible según su estado de salud y sin que ello suponga una carga económica adicional a los padres, debiendo ser gratuita.

C) Derecho a estar acompañado de sus padres o de sus cuidadores, el máximo de tiempo posible durante su permanencia en el hospital, no como espectadores pasivos sino como elementos activos de la vida hospitalaria, sin que eso comporte costes adicionales. Y sin perjudicar en modo alguno ni obstaculizar la aplicación del tratamiento médico.

En este caso interpreto que se podría ampliar a cualquier persona que se encontrara al cuidado del menor en el momento del ingreso, ya sean abuelos, profesores porque el niño se hubiera accidentado en el colegio o el tutor o representante legal del menor. De la persona de referencia, ya que se encontrará en un ambiente desconocido y con miedo.

No existe un listado en el que se diga en qué tipo de tratamiento médico podemos estar presentes y en cuales no, así que esto nos deja la puerta abierta a poder pedir estar presente en casi todas las pruebas médicas, siempre que no entrañe un peligro para la salud de nuestro hijo o para la nuestra.

Así por ejemplo, no nos van a dejar estar presentes en una radiografía, ya que incluso el sanitario que la realiza debe salir de la sala.

A modo de ejemplo os hablaré del Hospital General de Villalba, en Madrid, que se ha acogido al Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid.

Desde el mes de marzo de 2017 permite a los padres entrar a quirófano con sus hijos menores de edad y estar presentes durante la inducción anestésica. Después son acompañados a la sala de espera y cuando termina la intervención pueden entrar con sus hijos a la sala de reanimación.

Es una excelente medida que por supuesto debería extenderse a todos los hospitales, ya que solamente ofrece beneficios para nuestros niños. Según las noticias que he leído, solamente lo hacen con niños menores de 10 años y creo que deberían ampliarlo como mínimo hasta los 16 años, sino hasta la mayoría de edad.

Como consecuencia de los momentos de tensión y estrés vividos por un niño ante esta situación, en los días o meses posteriores pueden sufrir pesadillas, alteraciones del comportamiento, miedo a ir al médico y a las personas con bata blanca… y de esta manera es posible que el niño se ahorre todo este sufrimiento posterior al poder estar acompañado por sus padres (la mayoría de veces solo dejan que entre uno de ellos) y se sienta mucho más reconfortado. Evitando la enorme tensión emocional de los niños cuando los arrancan de los brazos de sus padres para llevárselos a hacer determinadas pruebas o a quirófano.

D) A recibir información sobre su enfermedad y su tratamiento, de una forma que pueda comprenderla con facilidad. Por ejemplo en una ecografía explicar que no duele y solo notará que la crema que le ponen está fría o en quirófano decirle que tampoco le dolerá cuando le pongan la mascarilla, que solo tiene que respirar… Sin ser necesario entrar en detalles.

E) Derecho a recibir una atención individualizada, siempre con el mismo profesional de referencia, en la medida de lo posible, para que el menor se sienta seguro y confiado y tenga su figura médica de referencia.

F) Tiene derecho a negarse (por boca de sus padres o de la persona que los sustituya) a que lo sometan a pruebas para investigar o estudiar su enfermedad, cuando el propósito no es terapéutico. Así que no nos pueden obligar a formar parte de ningún ensayo clínico.

G) El derecho de los padres o de la persona que los sustituya a recibir toda la información relativa a la enfermedad y al bienestar del niño, siempre respetando el derecho a la intimidad del menor. Los padres tenemos derecho a estar informados de todo lo concerniente a la salud de nuestros hijos, así como a saber a qué pruebas médicas se va a someter y en qué consisten.

H) El derecho de los padres o de la persona que los sustituya a expresar su conformidad con los tratamientos que se aplican al niño. Como padres tenemos que prestar el consentimiento para cualquier prueba que se le haya de realizar a nuestro hijo, y nos deben haber explicado previamente en qué consiste la prueba y si conlleva riesgos o efectos secundarios.

I) El derecho de los padres o las personas cuidadoras a recibir ayuda psicológica o social por parte de personal cualificado si la precisan.

J) Los niños tienen derecho a no ser sometidos a medicamentos y tratamientos experimentales. Solo los padres y los tutores legales podrán autorizar la utilización y la retirada de estos tratamientos, una vez que se les hayan explicado sus riesgos y ventajas. Del mismo modo que damos nuestro consentimiento también lo podemos retirar en cualquier momento y pedir que se paralice el tratamiento experimental en cuestión.

K) Derecho del niño hospitalizado, a estar protegido por la Declaración de Helsinki de la Asamblea Médica Mundial cuando esté recibiendo tratamientos experimentales.

La Asociación Médica Mundial (AMM) promulgó la Declaración de Helsinki como una propuesta de principios éticos para investigación médica en seres humanos, incluida la investigación del material humano y de información identificables.

L) Tienen derecho a no recibir tratamientos médicos inútiles y a no soportar sufrimientos físicos y morales que puedan evitarse.

M) Los niños tendrán derecho a contactar con sus padres, o las personas cuidadoras en momentos de tensión, y cuando más lo necesiten para procurar su bienestar emocional.

N) Derecho a ser tratado con tacto, educación y comprensión y a que se respete su intimidad en todo momento mientras dure su ingreso hospitalario.

O) A ser atendido por personal cualificado que conozca sus necesidades físicas y emocionales, garantizando el derecho de todos los niños y adolescentes a tener un médico especialista en pediatría.

P) Derecho a ser hospitalizado junto a otros niños, evitando todo lo posible su hospitalización entre adultos, para que pueda relacionarse con otros niños si es posible.

Q) A disponer de estancias en el hospital que cumplan con las normas de seguridad, y estén equipadas con todo el material necesario para que los niños puedan ser atendidos y educados y puedan jugar.

R) Derecho a proseguir su formación escolar durante su permanencia en el hospital y a beneficiarse de las enseñanzas de los maestros y del material didáctico que las autoridades escolares pongan a su disposición, sobre todo si la hospitalización es larga. Con la condición de que el estudio no perjudique el bienestar del niño ni obstaculice su tratamiento médico.

S) Derecho a disponer durante su permanencia en el hospital de juguetes adecuados a su edad, de libros y medios audiovisuales.

T) A seguir estudiando cuando la hospitalización es parcial (solo durante el día) o la convalecencia se realiza en su casa.

U) A la seguridad de recibir los cuidados que necesita, si sus padres o las personas autorizadas se los niegan por razones religiosas, de diferencia cultural, de prejuicios o no están en condiciones de dar los pasos oportunos para hacer frente a la urgencia. Si es necesario se pedirá intervención judicial que autorice llevar a cabo el tratamiento al que se están negando sus representantes legales.

V) A recibir ayuda económica, moral y psicosocial cuando los exámenes y/o tratamientos médicos del menor debieran efectuarse necesariamente en el

W) El último derecho y no por ello el menos importante, el de los padres o de la persona que los sustituya a pedir la aplicación de la presente Carta en el caso de que el niño tenga necesidad de hospitalización o de examen médico, en cualquier país, aunque no formen parte de la Comunidad Europea. Lo que empezó siendo una Carta de derechos de obligado cumplimiento para niños europeos se ha extendido a los menores de cualquier parte del mundo, pudiendo reclamar su cumplimiento aunque el país no forme parte de la Unión Europea.

Conclusiones

Ahora que ya conocemos los derechos que tienen nuestros hijos cuando son hospitalizados, sabemos que podemos pedir que se aplique esta Carta Europea de los Derechos de los Niños Hospitalizados, tal y como viene recogido en el último de los 23 derechos que componen la Carta.

A menudo tendremos que luchar por el cumplimiento de esta Carta, y lo podemos hacer desde el respeto y la educación pero manteniendo una postura firme, con la seguridad de que es un derecho de nuestro hijo y que podemos exigirlo por ser una norma europea de obligado cumplimiento

 Si bien es cierto que en el título de la Carta se habla de niños hospitalizados, el primer derecho A) hace referencia a ofrecerle los cuidados necesarios en su casa o en ambulatorio si es posible, en lugar de hospitalizarlo.

Cuestión importante a tener en cuenta, conozco algunos padres a los que no se les ha permitido acompañar a sus hijos a un simple análisis de sangre. Si os encontráis en esta situación y alegáis el obligatorio cumplimento de la Carta Europea de de los Derechos de los Niños y las Niñas Hospitalizados, es posible que os digan que no estáis en un hospital, sino en un ambulatorio, y se acogerán de nuevo el protocolo.

En este caso deberíamos insistir y si nos lo siguen negando podemos pedir hablar con un responsable o interponer una queja en el mismo centro médico y según su respuesta lo podemos poner en conocimiento del Defensor del Pueblo.

Como madre y abogada tengo una idea clara y es que las personas nos tenemos que empoderar y creo que lo tenemos que hacer en todos los aspectos de la vida.

Y esto incluye, como no, la maternidad y la paternidad, conocer nuestros derechos y los de nuestros hijos, para poder decidir libremente, exigiendo así lo que nos corresponde. Para identificar estos derechos y saber qué podemos hacer cuando se están.

Espero que el post de Agustina Rico te haya gustado tanto como a mí. Si tienes cualquier pregunta o sugerencia, no dudes en dejarnos un comentario y te contestaremos encantadas.

Si te ha gustado el post, comparte, nos ayudas a crecer  🙂

Recuerda que puedes suscribirte al blog y recibir completamente gratis mi ebook, Guía de Crianza Sostenible: 12 consejos para mejorar tu vida. Y por supuesto, estás invitad@ a mi Comunidad de Facebook, Mujeres y Madres Sostenibles.

Queremos conocerte y que te unas a nosotras, ¿estás preparada para la crianza que cambia el mundo?

Estos post te pueden interesar

2 comentarios en “Los derechos de los niñ@s hospitalizados están protegidos”

  1. ¡Hola!
    Considero que este tema es muy importante, las leyes no son iguales en todos los países, me supongo que nos compartiste como es en España y considero que así debería ser en todos los países, los niños muchas veces no comprenden lo que está pasando y alejarlos de su puente seguro que son sus padres y también para los padres es tan difícil dejarlos en un momento tan duro como es estar hospitalizados.
    Gracias por compartir toda la información.
    Saludos

  2. Buenos días Mey,

    En este artículo nos hemos basado en lo que viene estipulado en la Carta Europea de los Derechos de los Niños Hospitalizados. Su último apartado hace referencia al derecho de los padres de solicitar la aplicación de esta Carta incluso en los países que no pertenezcan a la Unión Europea.
    Así que tiene una aplicación muy extensa, que nos beneficia todos porque como tu bien dices son momentos muy duros como para estar alejados de nuestros hij@s. Gracias por tu comentario, saludos
    Agustina Rico

Deja un comentario

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Rosa Martínez Ruiz, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas.

error: El contenido es original y está protegido!! Si quieres parte del texto pídemelo en mamaylatribu@gmail.com

Súmate a Mamá y la Tribu

 

Recibirás la guía de Crianza Sostenible.

Hoy es un gran día para cambiar tu vida. ¿Te atreves?

 
 

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: