10 CONSEJOS PARA ESTUDIAR SIENDO MAMÁ

10 consejos para volver a estudiar
10 consejos para estudiar siendo mamá

En el post de hoy te vamos a dar 10 consejos que te van a ayudar a estudiar siendo mamá y no morir en el intento. Contados desde la experiencia de una mamá que ha ganado una plaza.

Ya soy funcionaria en prácticas aunque todavía me cueste creerlo o me despierte creyendo que aún soy interina. Después de ocho años dando clase  obtuve mi gran recompensa.

No soy muy consciente de los cambios que esto ha traído a mi vida, pero si tuviera que resaltar alguno, sería la tranquilidad de cobrar a fin de mes y tener un horario que me permite pasar el mayor tiempo posible con mi hijo. 

Este era uno de mis motivos, seguro que tú también tienes los tuyos, en el post 5 poderosas razones para volver a estudiar enumeraba algunas razones por las que es buena idea volver a estudiar. No fue fácil, en el camino tuve que renunciar a algunas cosas como al blog o al tiempo de ocio. Los que me siguen desde hace tiempo saben que dejé de publicar en marzo para dedicarme a estudiar.

Más de una mamá estudiante me ha preguntado que cómo lo hice. En este post es para vosotras. Aunque mi experiencia es preparando una oposición, los consejos son perfectamente válidos para cualquier madre que haya decidido volver a estudiar.

Vamos a ello.

1.- Motivación

En el principio de todo. Yo colocaría la motivación. Antes que nada, antes de tener tiempo, de matricularte, de obtener los temarios, de apuntarte a una academia.

Si no estás motivada y convencida, será inútil.

Es un elemento vital porque vas a sacrificar muchas cosas y vas a estar cansada en más de una ocasión, sobre todo siendo mamá. Como tenga una racha, como el Vikingo ahora, que no duerme, será difícil que tengas ánimo de estudiar.

2.- Elige bien

Has decidido volver a estudiar, te felicito por ello. Ahora elige aquello que se adecue a tus posibilidades o a tu estilo de vida.

No dudo de mi capacidad para aprobar las oposiciones para policía nacional, pero jamás podría entrar en el cuerpo porque soy demasiado bajita. Este ejemplo es extrapolable a cualquier situación. Si has decidido volver a estudiar es porque estás buscando una mejora laboral.

Ya sea una oposición, una formación online, unos estudios universitarios o un posgrado, investiga sobre sus salidas profesionales.Si es una oposición, investiga sobre el horario de trabajo, dónde lo desempeñarías y qué requisitos necesitas tener.

No es la primera vez que alguien se está preparando una oposición para un cuerpo superior al que por titulación no puede acceder.

Un tema relevante es si para dicha oposición existe o no bolsa de trabajo. Esto significa que aunque no saques la plaza tienes la opción de poder trabajar como interina. Yo optaría por oposiciones con este perfil.

3.- Fíjate unos objetivos

Ahora que has tomado la decisión y que ya tienes el temario recién sacado de la imprenta es el momento de fijarse unos objetivos. No por pasar más horas delante de los apuntes o por permanencia en la silla se aprueba una carrera, un examen o una oposición.

Si no sabes adónde vas difícilmente llegarás a ninguna parte, o lo que es lo mismo, no llegarás donde quieres.

Tener un objetivo me permite diseñar una estrategia. Mis objetivos deben ser realistas y asequibles a mis circunstancias.

Si esto falla, todo lo que venga detrás se hundirá con mi nota en la lista.

4.- Planifica

Se trata de fijar en una serie de acciones determinadas y concretas de los objetivos de los que hablábamos en el punto anterior.

Si yo me pongo como meta estudiar dos temas a la semana y resulta que no tengo tiempo material para hacerlo, simplemente no podré cumplirlo. Esto genera muchísimo estrés.

Por ello, es tan importante ser realista.

Una forma de planificar es establecer qué horas tengo para estudiar. No se trata de lo que debería estudiar se trata de lo que puedo por las circunstancias personales que tengo. Este matiz es fundamental para no tirar la toalla.

Por ejemplo, yo solía levantarme sobre las 7:30-8:00 de la mañana. Desayunaba, recogía lo más urgente y me ponía a estudiar. Mi horario giraba en torno al peque. Me explico: si él todavía dormía, en cuanto acababa de desayunar me ponía a estudiar aunque estuviese la casa para prenderla fuego.

Si se levantaba a la misma hora que yo, aprovechaba para recoger y ordenar lo más urgente con él. Luego a mitad de mañana solía echarse una pequeña siesta de entre 1 y 1’30h. Ese tiempo era vital para mí. Trataba de emplearlo para la parte que me resultaba más compleja de la materia o que me requería mayor atención.

Si estimo que tengo 8 horas a la semana, que de verdad sean 8 horas.

Yo me fijaba objetivos semanales.: tantos temas, tanto tiempo dedicado a la parte práctica, etc.

5.- Establece un horario

Ya sé cuantas horas tengo para estudiar a la semana y un magnífico temario nuevo esperándome.

Pero si no decido cuándo y en qué momento me siento a estudiar, los apuntes serán más útiles calzando un mueble que en la estantería muertos de risa.

Establece un horario en el que establezcas en qué momento y por cuánto tiempo te sientas a estudiar.

6.- Crea un hábito

Íntimamente relacionado con el punto anterior está este.

Crear un hábito de estudio es fundamental para obtener resultados. Se consigue siendo constante y cumpliendo con el horario que hemos establecido.

Simple, cúmplelo. Día tras día.

Ahora bien, si resulta que en ese horario siempre surge algún imprevisto que te impide cumplir con tus horas de estudio es que te has equivocado al diseñarlo.

Deberías volver a revisar tus horas libres a la semana y ubicar las sesiones en otra franja horaria.

7.- Evita las distracciones

No nos engañemos, estudiar requiere un gran esfuerzo, sobre todo al principio cuando no se cuenta con un hábito reciente.

Si existen muchos elementos que puedan desviar nuestra atención en la hora que tenemos para estudiar, haremos cualquier cosa menos abrir el libro.

Debemos escoger un espacio tranquilo y a ser posible con luz natural donde sentarnos a estudiar.

Por supuesto, sin televisión, internet, radio, sin redes sociales, sin teléfono disponible para recibir llamadas y sin niños demandando a mamá. La mayoría de estás directrices a priori son sencillas de seguir.

La última es bastante más difícil. Antes que estudiantes somos madres y atender a nuestros hijos es nuestra máxima prioridad, al menos la mía.

Esto parece muy poco compatible con todo lo que señalado hasta ahora. Sin embargo, existen varias opciones. Una de ellas, es que el papá o un familiar atienda al peque en ese rato que estudias. Esta sería la ideal.

Si no es posible, debes intentar compartir ese espacio con tu pequeño.

Si es así, tu nivel de exigencia debería ajustarse a esta circunstancia.

Os puedo asegurar que preparé mi oposición con el niño pegado a la teta la mayor parte del tiempo y saqué la plaza. No es imposible.

8.- Revisa tu planificación

Has cumplido todos los pasos anteriores pero aún así no llegas a los objetivos que te has propuesto.

No es que no estudies, es que la materia te lleva más tiempo de lo que tú esperabas.

O simplemente ha surgido un imprevisto y has tenido que bajar el ritmo de estudio o parar durante unas semanas.

No pasa nada, podemos reajustar la planificación. Eso supone actualizar tu programa a tus circunstancias reales.

En ocasiones, nos ponemos metas poco realistas lo que nos obliga a revisar la planificación.

Recuerda, si siempre hay trabajo atrasado, es que sencillamente la planificación no es la adecuada.

9.- No te obsesiones

Claro que lo ideal es llegar al examen con toda la materia estudiada pero si no es posible no te angusties.

La ansiedad no te va a ayudar a que se estire el tiempo, ni va a lograr que los conocimientos se fijen más rápido. Al contrario, es un poderoso enemigo que afecta seriamente a tu salud.

Se consciente de hasta donde puedes llegar.

Celebra tus aciertos y no te castigues si las cosas no salen como esperabas.

10.- Se optimista

Sentarse a estudiar pensando que no vas a aprobar, que salen muy pocas plazas, que los demás son mejor que tú y un largo etc. de mensajes negativos que te repites a ti mismo,

 solo beneficia a tu competencia.

Hay que estudiar con la mejor disposición y actitud posible. Claro que te puedes permitir un día sentirte desanimado, pero al siguiente te sientas en la silla pensando que tú puedes y que eres la mejor.

Y por último, confía en ti y en tus posibilidades. Si te dijeron de niña que no valías para estudiar o que no eras lo suficiente buena, sencillamente, te mintieron.

Puedes llegar donde tú quieras si te lo propones y trabajas duro.

Ahora que hemos llegado al final, ¿me cuentas en qué punto estás?  Y lo más importante, ¿cómo puedo ayudarte en tu proceso de estudio? Tu consulta o comentario siempre será bienvenido.

Recuerda que puedes suscribirte al blog y recibir completamente gratis mi ebook, Guía de Crianza Sostenible: 12 consejos para mejorar tu vida. Y por supuesto, estás invitad@ a mi Comunidad, Mujeres y Madres Sostenibles. Queremos conocerte y que te unas a nosotr@s. ¿Estás preparada para cambiar el mundo?

Estos post te pueden interesar

18 comentarios en “10 CONSEJOS PARA ESTUDIAR SIENDO MAMÁ”

  1. Hola de nuevo, Rosa 🙂 Me alegra verte por aquí, y la verdad es que los cambios en el blog son geniales, te ha quedado chulísimo. Me gusta mucho, y sobretodo el aire fresco que le has dado, se nota en tus escritos también. Respecto a este post… Tienes toda la razón en todos los puntos, yo soy una de las que quiere volver a estudiar, para terminar la carrera que dejé a medias, sólo que ahora soy realista (eso he aprendido) y en este momento es totalmente inviable. De momento me centro en un proyecto profesional que quiero sacar adelante, en mis hijos y en el blog. Y eso ya es mucho, ¡me faltan horas al día! Creo que ya te lo dije, pero de nuevo… ¡enhorabuena por sacar la plaza! Un beso enorme

    • ¡Hola, Teresa! Me alegra saber te ti y que te guste la nueva imagen del blog . Lo cierto es que estudiar con peques es muy complicado, o al menos, requiere organizarse muy bien. Aunque no retomes la carrera, estos consejos te pueden venir muy bien para organizar tu proyecto. Muchísimas gracias por tus felicitaciones. Todavía no me creo que haya ganado la plaza. Un beso enorme.

  2. Muy buen post, ya que papá está aquí por las tardes, sólo estudio 2-3-4 horas por la tarde y para mi ya es un sacrificio ya que me cuesta mucho separarme de mi hijo.
    Precisamente ayer noche me replanteé todo esto, ya que si sacara plaza me mandarían lejos de casa, sólo podría verlo los findes y lo pasaría realmente mal… en fin…

    • ¡Hola, guapa!
      Espero que las oposiciones hayan ido bien y que hayas conseguido tu propósito. Es verdad, que las oposiciones son duras, y que en caso de trabajar, en ocasiones supone un sacrificio personal muy grande. Un abrazo.

  3. Sí coincido con Mimundo con peques, ¡Cuanta razón en hay en los 10 consejos! Y pienso que también son aplicables para cursos de un fin de semana o virtuales, al principio pensaba que las modalidades on line eran mejores, pero depende mucho de tus objetivos, tu planificación y tu rutina, porque a pesar de ser flexibles caducan y si dejas pasar el tiempo pierdes el curso entero. En mi caso me agrego un consejo 11: No empezar otra formación hasta concluir una.

    • ¡Hola, Alicia!
      Las formaciones aunque sean online también llevan mucho trabajo, a veces, más que una formación presencial. Aunque tienes la libertad de hacerla a tu ritmo pueden volverse en tu contra porque esa libertad puede tornarse en una nula planificación y cómo bien dices perder el dinero invertido. Por cierto, no empezar otra formación hasta concluir una, me parece un excelente consejo número 11. Un abrazo.

  4. Hola Rosa, me has alegrado mucho con estos 10 consejos. Con los que más me he sentido identificada son la motivación, elegir bien, revisar las planificaciones y ser optimista. Y es que , aunque a veces uso varias formas de programarme, al tenes dos bebés en casa que dependen exclusivamente de mí, no siempre puedo cumplir con lo que me he establecido, por eso el ser optimista es mi fuente de mayores alegrías.
    Te cuento que soy ingeniera electrónica porque eso fue lo que mis padres decidieron que estudiara cuando salí del colegio, tenía 15 años, así que tuve que hacer caso y ya. Y como dices, lo logre, me gradué porque sabía y estaba decidida a hacerlo, pero con el pasar de los años, descubrí que lo mío es el servicio, ayudar a otros, motivar y acompañar, por eso, me he encaminado primero con la lactancia y ahora, con todo lo que se refiera a estos temas y lo estoy logrando.
    Muchas gracias por dedicarnos este post. Que, por supuesto, me lo llevo para compartirlo por todos lados.
    Un gran abrazo y que sigan los éxitos.

  5. peque de dos añitos, que no para quieto a veces ni durmiendo, me parece un poco complejo, pero no imposible… Los tips que nos dejas aquí, no tienen ningún desperdicio. La motivación es la pieza fundamental, para seguir adelante. Una buena planificación, con unos hábitos constantes, pueden dar muy buenos resultados. Me ha gustado mucho el consejo de elegir bien lo que quieres o mejor dicho, lo que se adecue a tus posibilidades o circustancias actuales. Es bueno soñar, pero también lo és, tener un ápice de realidad y saber bien, desde dónde partes… Enhorabuena por el post!!! Un abrazo

    • ¡Hola, Ana! Me alegro mucho de que te haya sido útil el post. Para mí todo parte de la motivación, de querer alcanzar unas metas y luchar por conseguirlas. Una buena planificación puede hacer milagros. Un abrazo.

  6. Hola!!! Jo que buen post, creo que me va a ayudar bastante en un futuro. Aún no soy mami, me quedan 3 meses para serlo, pero no quiero dejar de estudiar ya que quiero mejorar a nivel profesional. Actualmente soy educadora en un cole, y me gusta, pero ni está bien pagado ni reconocido toooodo el trabajo que haces. Así que espero ser una super mami como vosotras jejejeje.
    Un saludo y gracias Rosa.

  7. Hola Rosa,
    Me ha resultado interesante los 10 consejos sobre todo porque me siento identificada con ello,ya que soy madre y trabajo por cuenta ajena y en octubre decidí volver a estudiar matriculandome en un Master on line de Dirección y Gestión de RR.HH;tengo una Diplomatura de Cc empresariales desde hace 7 años y ahora retomar los estudios con todas responsabilidades no es fácil.
    Lo que sí estoy muy motivada,e intento llevarlo al día,en estos momentos comenzaremos los examenes y me estoy organizando como pusiste cuando duerme mi bebe de 8 meses aprovecho en estudiar ya que me cogí vacaciones en el trabajo.
    Tengo un número de horas al día para estudiar y un número de temarios a estudiar y número de asignaturas.
    Gracias por los consejos

  8. Buenas tardes. Me llamo Marian y después de prepararme y aprobar el Curso de Acceso a la Universidad (mayores de 25 años) empecé el año pasado el Grado en Antropología Cultural y Social en la Uned. Ahora mismo tengo dos asignaturas aprobadas y para este curso me estoy preparando de tres. Estudiar es muy duro para mi, pero ya tengo el hábito de estudiar y me gusta mucho. Mis hijos ya son mayorcicos y puedo dedicar unas cuatro horas al día para estudiar. Sin embargo, aunque me suelen salir dificultades en el camino, no quiero abandonar mis estudios, pienso que también benefician a mi familia. He estado once meses en el paro y ahora ya estoy trabajando, además, mi hijo pequeño sufre TDAH y necesita mucha ayuda para hacer las tareas y ser autónomo. En este tema, mi marido y yo nos compaginamos para estar con mi hijo, e incluso, pasamos mucho tiempo en el colegio con él (por recomendación del profesorado). Ahora a mi hijo le han retirado la medicación porque no comía, y estamos ahí luchando para que pueda seguir aprendiendo. Bueno, sólo intento decir que la vida es un camino de dificultades y obligaciones, pero me siento muy orgullosa de mis tres hijos. Después de trabajar durante muchos años en jornadas maratonianas de 10 y 12 horas (soy cocinera) de lunes a domingo, ahora mi trabajo (de 20 horas semanales) me permite atender a mi familia y estudiar. Muchas gracias por este post. Un saludo.

  9. Buenas tardes, he leido la publicación y me pareció muy acertada en todos los puntos. Actualmente soy madre de un bebé de 5 meses, tengo 26 años y estoy queriendo terminar mi carrera profesional (estoy trabajando en la tesis).
    La realidad es que me cuesta muchísimo organizarme para dedicarme a estudiar, desde que nació mi niño siento que vivo el día a día, ya que no llego a planificar nada de nada. El papa de mi hijo me ayuda muchísimo y en un comienzo planificamos que el se llevaría al bebé a pasear, para yo quedarme en casa y estudiar. Realmente lo hemos hecho tres veces en lo que va del año.
    Mi bebé es súper demandante y a veces siento que mi pareja está tan cansado como yo y prefiero ayudarlo con nuestro niño; y así se nos pasan los días, y me angustia no avanzar en mi tesis. Que consejos me das? Necesito ayuda, a veces siento que hasta la motivación perdí.
    Gracias por leerme!

  10. Hola!Me intereso mucho tu artículo. Me llamo tamara, tengo 29 años- Me faltan 10 materias para terminar la carrera que estudie: Comunicacion Social, lo que sucede es que ya no me motiva más. Lo que me encantaria seria estudiar Psicologia. Sin embargo, estoy indecisa, ya que hace cuatro años que estoy de novia y tres de convivencia, y cada tanto nos agarran muchas ganas de ser papas. Para mi es un dilema: estudio o soy mama? Tengo miedo de arrepentirme de no haber estudiado, pero tambien tengo miedo de “que se me pase el tiempo” y cuando quiera no poder ser mama, tampoco quiero esperar tanto,

Deja un comentario

Al enviar aceptas la política de privacidad. Los datos que proporciones al enviar tu comentario, serán tratados conforme la normativa vigente de Protección de Datos y gestionados en un fichero privado por Rosa Martínez Ruiz, propietaria del fichero. La finalidad de la recogida de los datos, es para responder únicamente y exclusivamente a tu comentario. En ningún caso tus datos serán cedidos a terceras personas.

error: El contenido es original y está protegido!! Si quieres parte del texto pídemelo en mamaylatribu@gmail.com

Súmate a Mamá y la Tribu

 

Recibirás la guía de Crianza Sostenible.

Hoy es un gran día para cambiar tu vida. ¿Te atreves?

 
 

You have Successfully Subscribed!

A %d blogueros les gusta esto: